Páginas
Tratamiento con ácido hialurónico

Tratamiento con ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un gel que se aplica mediante microinyecciones directamente en la piel y contribuye a reponer el ácido hialurónico natural perdido. Dependiendo de su densidad, se puede utilizar en diversas aplicaciones.

¿Qué consigue entonces el tratamiento con ácido hialurónico?

Permite remodelar formas y contornos del rostro y labios, otorgar volumen en las áreas modificadas por el proceso de envejecimiento; también rellenar surcos y arrugas estáticas, es decir, las arrugas más profundas y visibles con el rostro en reposo.

La remodelación facial con sustancias de relleno es una técnica médica que va a regenerar el volumen perdido, elimina arrugas, moldea el contorno facial, reduce surcos y pliegues, aporta volumen y perfilado a los labios.

Esta técnica está indicada para rellenar depresiones cutáneas y recrear el volumen perdido por el paso del tiempo, además de hidratar la piel y corregir inesteticismos faciales.

El ácido hialurónico se obtiene en laboratorio, por lo tanto, es de origen químico, totalmente biocompatible y reabsorbible. El ácido hialurónico lo vamos a encontrar en la composición corporal del ser humano, pero con el envejecimiento se va perdiendo y por ello la piel pierde tersura, aparece flacidez y la distorsión del óvalo facial.

Tratamiento de ácido hialurónico en Valencia

Las ventajas de este tratamiento son las siguientes:

  • Capacidad para rellenar zonas que han perdido volumen.
  • La sustancia inyectada rellena las arrugas al momento.
  • Es un procedimiento no-quirúrgico, no doloroso y ambulatorio.
  • Ofrece total seguridad, ya que es el producto con mayor número de estudios e investigación que existe.
  • Material reabsorbible por nuestro propio cuerpo.
  • Permite tener un rostro más homogéneo.
  • Los resultados se aprecian de manera inmediata.
  • Hidrata los labios, suavizando y rejuveneciendo las arrugas peribucales.
  • Puede realizarse en cualquier momento.
  • Tratamiento totalmente seguro. No alergias. No rechazo.
  • Se va degradando progresivamente.