Páginas
Fisioterapia

Fisioterapia

Electroterapia

Consiste en la aplicación de corrientes eléctricas, por medio de electrodos colocados en distintas partes del cuerpo, con fines terapéuticos.

En Fisioterapia se utilizan estas corrientes principalmente por el efecto analgésico que poseen.

Existen otro tipo de corrientes, unas utilizadas para potenciación muscular y otras para favorecer la relajación y disminución de contracturas musculares.

 

Laserterapia

La Laserterapia es una modalidad de tratamiento no invasivo, seguro y efectivo donde la luz se emplea para aliviar el dolor, reducir la inflamación, y estimular la cicatrización de heridas y curación de tejidos blandos.

La laserterapia estimula la vasodilatación y el drenaje linfático, lo que aumenta la reabsorción de los productos causantes del dolor. El láser regula el bombeo de sodio-potasio (este bombeo mantiene el potencial a través de la membrana de la célula nerviosa, llevando al bloqueo de la transmisión de la señal del dolor)

 

Magnetoterapia

La magnetoterapia utiliza los campos magnéticos como un medio para penetrar más profundamente en los tejidos vivos y obtener un estímulo terapéutico a mayor profundidad de lo que permite la estimulación eléctrica aplicada directamente sobre la piel.

Somos más permeables a los campos magnéticos que a los flujos de corriente eléctrica.

Determinados tipos de campo magnético son capaces de elevar la densidad de tejido óseo de una cadera con osteoporosis, de colaborar en la cicatrización de una herida o disminuir un proceso inflamatorio como una bursitis o una tendinitis. Son éstos una muestra de los beneficios que nos aporta esta herramienta

 

Ultrasonidos

Se utiliza la vibración que producen ondas sonoras que, transmitidas a una zona determinada del cuerpo por medio de un cabezal metálico, dan lugar a un efecto terapéutico.

 

Masaje Terapéutico

Una de las técnicas de elección en cuanto al tratamiento y cuidado de las lesiones del sistema muscular por parte del fisioterapeuta es el masaje.

El masaje se define como una técnica de fisioterapia manual basada en la movilización terapéutica de los distintos tejidos con el fin de provocar una reacción analgésica, sedante y/o estimulante, combinando maniobras de movimiento y presión realizadas por las manos del fisioterapeuta. Su finalidad es disminuir tensiones, suprimir o disminuir la sensación de dolor y relajar o estimular la musculatura del paciente.

 

 

Masaje Relajante

Un masaje relajante es una buena forma de tomarte un descanso y olvidarte de todas aquellas cosas que te provocan estrés en el día a día en Madrid. Al tener un ambiente en Madrid especial, nuestro fisioterapeuta combinará la musicoterapia, la aromaterapia y las técnicas manuales, para llegar a un estado de relax y bienestar.

Este tipo técnica de fisioterapia tiene como única finalidad conseguir un efecto de relajación o sedación, descargando toda la tensión acumulada en día a día de Madrid, y a la vez activando la microcirculación, con lo que se eliminan las toxinas nutriendo nuevamente los tejidos.

Se aplica de forma lenta y con una presión firme y progresiva. Nuestro fisioterapeuta utilizará aceites vegetales esenciales, elaborados con una base de almendras combinándolos con esencias como el espliego, el romero o la melisa. Dichas plantas tienen acciones terapéuticas antiespasmódicas, antiinflamatorias y favorecedoras de la generación tisular, además de muchas otras.

 

Drenaje Linfático

El Drenaje linfático manual (DLM) consiste en la activación de la circulación linfática, mediante un masaje manual. Su finalidad es estimular la contracción automática tanto de los vasos como de los ganglios que forman el sistema linfático, para conseguir una mejor y más rápida evacuación del exceso de líquido intersticial (edema), el cual acabará desaguando en el sistema venoso.

Es el masaje predilecto en el tratamiento, entre otras cosas, de:

  • Problemas circulatorios y de retención de líquidos.
  • Edemas en el embarazo.
  • Postoperatorios de cirugía plástica.
  • Linfedemas.

Crioterapia

Es la terapéutica por medio del frío, y es un valioso aliado en muchas patologías que tratamos a diario.

Crio-air técnica de aire frio.

 

Presoterapia

La Presoterapia es un tratamiento médico y estético que utiliza la presión de aire para realizar un drenaje linfático a través de un pantalón inflable. Remarcamos que todo tratamiento estético con Presoterapia es efectivo porque de base existe un trastorno clínico que se ve mejorado gracias a los beneficios médicos de la terapia, como por ejemplo la mala circulación sanguínea en el caso de venas varicosas y celulitis.

En el campo médico, la Presoterapia ayuda a resolver trastornos del sistema circulatorio, eliminar várices o edemas, o tratar problemas de vascularización que surgen en un postoperatorio.

En el campo de la estética, es muy eficaz en múltiples sistemas de adelgazamiento, tratamiento preventivo y eliminación de celulitis, perdida de volumen, mejora de la silueta, prevención de venas varicosas y para mejorar de manera efectiva la estructura de la piel.

Ondas de Choque

Las ondas de presión radiales son pulsos generados por aire comprimido. Este aire comprimido se usa para impulsar un proyectil en un cilindro (ubicado dentro del aplicador) hasta un transmisor de choque. La energía cinética generada por el movimiento y el peso del proyectil se convierte en energía acústica cuando el proyectil golpea el transmisor de choque. Los pulsos acústicos se propagan entonces al tejido subyacente.

La terapia con RPW es un excelente método de tratamiento no invasivo con muy pocos efectos secundarios negativos para indicaciones que, normalmente, son muy difíciles de tratar. Para estas indicaciones, sabemos que la terapia con ondas de presión radiales es un método de tratamiento que reduce el dolor y mejora la función y la calidad de vida del paciente.

Las ondas de presión radiales ofrecen una solución de tratamiento no invasivo para las patologías de tejidos blandos y de inserción prolongada

El tratamiento local de la zona afectada admitirá y restablecerá el patrón de cicatrización.

Ejemplo de indicaciones:

  • Fascitis plantar
  • Aquilodinia
  • Periostitis tibial
  • Rodilla de saltador
  • Rodilla de corredor
  • Terapia de puntos gatillo
  • Tendinitis de inserción en el trocánter
  • Síndrome del piramidal
  • Dolor lumbar/torácico
  • Tendinitis calcificante de hombro
  • Hombro congelado
  • Neuralgia cervicobraquial
  • Tensión del trapecio (Contractura)
  • Epicondilitis / Epitrocleitis
  • Tendinitis del dedo
  • Calambres/espasmos musculares
  • Tratamiento anti-celulítico
  • Masaje, terapia con vibraciones

Vendaje Neuromuscular

El vendaje neuromuscular es un sistema de vendaje nacido en Asia: Corea y Japón en los años setenta. El Dr. Kenzo Kase desarrolló un método de tratamiento con Tape donde el movimiento y la actividad muscular son imprescindibles para mantener o recuperar la salud

El vendaje neuromuscular busca conseguir una movilidad total del músculo sin restricciones, donde la función muscular cobra vital importancia para activar procesos naturales de autocuración en el cuerpo influyendo desde el exterior las 24 horas y procurar que el dolor que ha aparecido con el movimiento, desaparezca a través del mismo.
Como decíamos con anterioridad el vendaje neuromuscular se caracteriza por la utilización de un tipo de venda específica; la venda que se aplica en esta técnica posee unas características que la hacen distinta al material de vendaje utilizado hasta la fecha. Se trata de una cinta elástica adherida a un papel protector con un 10% de preestiramiento a la que podemos aplicar hasta un 140% - 160% de estiramiento adicional en sentido longitudinal, a modo de una segunda piel, pero que es inelástica en sentido transverso.

La superficie de apoyo, la que lleva el pegamento, no es simétrica ni longitudinal como todas las vendas adhesivas clásicas sino que presenta unas ondulaciones a modo de S que serpentea durante su trayecto y que, junto a la elasticidad longitudinal de la venda, ayudará a la formación de "convoluciones" en determinados vendajes, arrugas características del vendaje neuromuscular que levantan la piel para conseguir un mayor flujo sanguíneo y un aumento de información en la zona.

Esta venda se puede mojar y por tanto, no hace falta retirarla, protegerla o taparla para ducharse, bañarse... y además es duradera, pues su permeabilidad la hace transpirable lo que permite mantenerla un mínimo de 4 días en algunos casos y otros cuatro adicionales según tolerancia por parte de la piel y cuidados prodigados por parte del que la lleva.

Exenta de Látex, de ahí su característica hipoalergénica, es 100% algodón, y una vez colocada se activa por medio del calor al frotarla suavemente. Es la razón de que con el paso de los días no pierda tantas propiedades como ocurre con otros sistemas de vendaje. El propio calor del cuerpo la mantiene activa. Con estas propiedades, su objetivo será el tratamiento de lesiones musculares, articulares (tendinosas y ligamentosas), neurológicas, procesos que cursan con inflamación y linfoedemas.

El vendaje neuromuscular es perfectamente compatible con otros sistemas de vendaje como el funcional, pues la tendencia actual es hacer vendajes mixtos en determinadas situaciones en las que interese una restricción parcial de movimiento. Además permite aplicar y combinar tratamientos físicos. Dada la capacidad de estimulación del sistema neuromuscular y propioceptivo por parte de la venda, el proceso de reparación está en marcha desde el inicio de su colocación gracias a la cantidad de datos que aporta a la zona tratada, su capacidad drenante, de amortiguación en procesos inflamatorios y activación de la microcirculación.
El vendaje Neuromuscular posee en definitiva:

-Acción biomecánica
-Acción exteroceptiva
-Acción neurorefleja
-Acción analgésica
-Acción circulatoria

Este método también es conocido como: Vendaje Neuromuscular, Kinesio® Taping, Kinesio® Tape, Medical Taping Concept...

La Punción Seca

La Punción Seca es una técnica semi-invasiva que utiliza la punción con agujas de acupuntura para el tratamiento de la afección músculo-esquelética conocida como Punto Gatillo. La aguja se introduce a través de la piel hasta llegar al punto gatillo del músculo a tratar buscando su presión y su contracción para que el punto gatillo deje de liberar acetilcolina, y así deje de producir dolor.

El Punto Gatillo es un punto de dolor exquisito y de actividad constante dentro de una banda tensa palpable situada en el músculo. Éste se caracteriza por la liberación continua del neurotransmisor acetilcolina, lo que va a impedir que esas fibras se relajen. Esto a su vez va a generar isquemia o falta de llegada de sangre, y por tanto, dolor que se va a irradiar y se va a extender.