Páginas
Bioestimulación capilar

Bioestimulación capilar

La bioestimulación es un tratamiento indicado para la revitalización global de la piel, especialmente de la cara, cuello, escote, manos y pelo.

A partir de la extracción del propio plasma y mediante microinyecciones, se puede aumentar el grosor de la piel, devolviéndole su elasticidad y firmeza, disminuyendo los efectos sobre la misma de la oxidación celular y elimina las arrugas.

Tratamiento

Los factores de crecimiento plaquetario, son fragmentos de proteínas biológicamente activas que actúan a diferentes niveles celulares. En el caso del rejuvenecimiento cutáneo, su acción es sobre los fibroblastos de la dermis. Estas proteínas activan a la célula generando regeneración y reparación de los tejidos.

Se obtiene una pequeña muestra de sangre, (aproximadamente 20 cc) del paciente para procesarla mediante centrifugación y así separar la fracción de plasma donde se encuentran las plaquetas, que contienen en su interior los factores de crecimiento plaquetario, de manera que podamos extraerlos e infiltrarlos en la piel del paciente para estimular la regeneración y reparación cutánea (bioestimulación de la piel)

Sesiones

El protocolo para la bioestimulación es específico para cada paciente en función del grado de envejecimiento y de las características de su piel.

La duración de la sesión de bioestimulación es de aproximadamente 45 minutos (anestesia, extracción, infiltración y mascarilla)

Es recomendable asociar un tratamiento farmacológico por vía oral, con antioxidantes (coenzima Q-10, vitaminas, oligoelementos, etc.), y con el conjunto de precursores (aminoácidos y otros sustratos) que aseguren la disponibilidad necesaria para la síntesis que se pretende del colágeno, la elastina y el ácido hialurónico.

Mantenimiento

Se recomienda repetir el tratamiento de bioestimulación una o dos veces al año, siempre adecuado a cada caso.