Páginas
Tratamiento de Bótox en Clínica Bou

Tratamiento de Bótox en Clínica Bou

La toxina botulínica (Botox) atenúa todas aquellas arrugas que se producen por el movimiento y la mímica facial como son las patas de gallo, las arrugas horizontales de la frente o las del entrecejo.

Indicaciones antes de realizar el tratamiento

La toxina botulínica (Botox) se utiliza para el tratamiento de las arrugas de expresión, así denominadas por su relación directa con la mímica facial; fundamentalmente de las arrugas de la frente, el entrecejo, las perioculares (patas de gallo) y los peribucales (verticales de los labios).

El tratamiento con toxina botulínica (Botox) beneficia a todo aquel que lo utilice. Es ideal para personas con arrugas incipientes y se pueden obtener resultados muy satisfactorios en personas con arrugas ya establecidas.

Es asimismo un tratamiento de elección de la hiperhidrosis (sudoración excesiva), a nivel de las axilas, las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Tratamiento

Consiste en la infiltración de pequeñas cantidades de toxina botulínica (Botox) en los propios músculos y regiones citadas.

La infiltración se realiza con una jeringa y una aguja muy fina, que la hace prácticamente indolora. Aun así, para el tratamiento de las arrugas faciales se puede utilizar analgesia “a frigore” (cubitos de hielo o bolsas congeladas) o anestesia tópica (crema).

En la cara, al finalizar las infiltraciones de toxina botulínica (Botox), se puede utilizar una mascarilla cosmética refrigerante-descongestiva.

Conviene evitar cualquier presión en las zonas donde se ha realizado el tratamiento durante las 4-8 horas siguientes, con el fin de evitar la difusión de la toxina (Botox) a otras zonas musculares. Por ello es importante tener en cuenta que no se puede colocar un casco de moto o utilizar una cinta en la frente y es conveniente evitar acostarse o apoyar la cabeza en las horas posteriores al tratamiento.

Si es posible, gesticular en las dos siguientes horas a la inyección, mejora los resultados del tratamiento con toxina botulínica (Botox).

Número de sesiones y recomendaciones

  • El tratamiento con toxina botulínica (Botox) se realiza en una única sesión.
  • El paciente se reincorpora inmediatamente a sus actividades habituales.
  • El efecto aparece alrededor del 3º-4º día, y es completo a los 7-10 días.
  • La realización del tratamiento en la consulta es de unos 15-30 minutos aproximadamente.
  • Es a los 15 días cuando conviene una visita de control para valorar si es necesario realizar un retoque.
  • Durante 12-14 semanas, se mantiene el efecto obtenido y a partir de eses momento se reinicia un ligero movimiento muscular que se hace más evidente a los 6 meses, momento en el que se puede realizar un nuevo tratamiento.